¿Por qué se celebra el día de la madre?

Sabemos que en España el primer domingo de mayo se celebra el Día de la Madre, sin embargo no siempre ha sido así, ya que su sentido ha ido variando a lo largo de la historia.

Los principios de esta festividad se originaron en el Antiguo Egipto con la diosa Isis a la que le rendían homenaje con tintes simbólicos y mitológicos por parte de su civilización.

En la Antigua Grecia ocurrió algo parecido con la diosa Rea, madre de los dioses del Olimpo y durante el Imperio Romano se rindió culto a la diosa Cibeles, con ofrendas florales en su templo durante tres días.

En Europa con el catolicismo se comenzó a honrar a la Virgen María, pero fue el 8 de diciembre de 1854 cuando el Papa Pío IX definió esta celebración como la Inmaculada Concepción.

En pleno siglo XX, el presidente estadounidense Wilson Woodrow declaró oficialmente en 1994 que el Día de la Madre sería el segundo domingo de mayo. En este decisión influyeron Julia Ward Howe y Anna Reeves Jarvis.

En España es en 1965 cuando se decide celebrar el Día de la Madre el primer domingo de mayor, tal y como se celebra actualmente. La adjudicación en este día se debe a que mayo es el quinto mes del año y el mes de la Virgen María, madre de Dios.